Técnicas de emplatado: Cantidad.

minimalista

 Minimalismo para emplatar

Como se dice muchas veces, menos es más. No queramos llenar nuestro plato de comida o de decoración. A veces, con unos sencillos toques de salsa lograremos mucho más impacto visual que si nos pasamos. Mejor si decoramos nuestros platos de manera sencilla pero original. Por ejemplo, podemos pintar nuestro plato con unas pinceladas de alguna salsa para acompañar, que le de color o con alguna fruta o verdura cortada con gracia.

Algo tan simple como un plato de ensalada puede presentarse de manera muy original sin complicarnos mucho. Bastará con darle unos toques de color con alguna reducción de balsámico alrededor del plato, distribuir los ingredientes por colores y tamaños y, por ejemplo, cortar un pequeño rábano con una bonita forma de flor. Esto hará apreciar por parte del comensal que hay un trabajo detrás de “su” plato.

Hoy en día, vemos una evolución muy notoria. Surgen nuevos estilos y hay mas tendencias, no nos centramos solo en una sino en varias. Escuchamos de nuevas técnicas como al vacío, cocción lenta, esferificación, cocción en presion y atmosfera controlada, etc. Mas que evolucion, surge la revolucion. La cocina y los chefs están en su mejor momento y cada vez vemos mejores profesionales que realizan su trabajo con gran dedicación. Los estilos de Ferran Adriá, Yves Thuries y Michel Bras son mezclados y rediseñados para mostrar el absoluto potencial creativo.

Una pechuga de faisan en cocción lenta con pesto de rucula y puré de hongos y trufa. Un claro ejemplo del montaje de muchos platos, que se centran en el medio y dejan mas espacios en blanco que los rellenan con lineas, puntos de salsa y polvos.

Usando muchas decoraciones como flores, brotes, salsas… Un ejemplo de como muchos platos son hoy en día, son los montajes en trilogía.  Este es un estilo muy usado para postres.

El lunes, como siempre más…..